Cláusulas Suelo

CLAUSULAS SUELO

Son aquellas cláusulas fijadas en muchas hipotecas con interés variable en las que la entidad financiera establece un porcentaje mínimo de interés a pagar aunque el interés surgido de la suma del Euribor y el diferencial fuese inferior.

Por lo tanto, a pesar de que la hipoteca suscrita sea con interés variable, la entidad financiera obliga a una cláusula que limita la bajada real aunque ésta se produzca.

Las cláusula suelo se encuentran en unos niveles tan altos que hacen imposible que los clientes se hayan podido beneficiar de la bajada de los tipos de interés.

Estas cláusulas se pueden identificar dentro de la hipoteca como límites a la aplicación del interés variable, límite de la variabilidad o tipo de interés variable.

La cláusula en sí no es contraria a la normativa pero sí que resulta abusiva cuando los bancos y entidades financieras no informan de su presencia y consecuencias. La normativa bancaria exige información y transparencia con los suscriptores de hipotecas.

Los requisitos fundamentales para determinar si hay un abuso son la falta de reciprocidad entre los derechos y obligaciones del banco y del cliente, la falta de proporcionalidad entre la cláusula suelo y la cláusula techo y la falta de información de la mencionada cláusula suelo.

Recientemente, el Tribunal Supremo ha dictaminado la irretroactividad de las cantidades abonadas dentro de este concepto de cláusulas suelo con anterioridad al 9 de mayo de 2013.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies