Otros Productos Bancarios

OTROS PRODUCTOS BANCARIOS

Existen numerosos casos de cláusulas abusivas en los diferentes productos bancarios. Algunos de los más importantes son los siguientes:

Intereses de demora abusivos e incluso usurarios

Las entidades bancarias suelen reclamar a los propietarios una cantidad por los intereses moratorios derivada del retraso acumulado del cliente en el pago de sus cuotas.

Sin embargo, es nulo que la aplicación a los créditos que se conceda en forma de descubiertos un interés que de a lugar a una tasa anual equivalente superior a 2,5 veces el interés legal del dinero.

De encontrarnos en el supuesto de que el interés de demora supere esta cifra, la entidad bancaria estará obligada a devolver al cliente aquellas cantidades que superen este límite.

En muchos contratos se ha venido fijando un interés mensual que supera con creces este límite.

Renuncia a fuero propio

Las entidades bancarias han podido obligar en muchas ocasiones al sometimiento expreso de los juzgados y tribunales de un lugar concreto para la resolución de cuantas cuestiones y controversias pudieran surgir en relación al contrato suscrito entre la entidad bancaria y el cliente.

Son nulas las imposiciones al cliente de la renuncia de elegir el fuero que le corresponda por ley, así como la sumisión expresa a todas las cuestiones al contrato.

Redondeo al alza de los intereses

Se trata de establecer en los prestamos hipotecarios, cláusulas por las que el banco fija un redondeo al alza a la hora de calcular los intereses.

Son nulos las estipulaciones que en los intereses ordinarios hagan el redondeo por encima de 1/8 de punto, fijen la variación sólo al alza o señalen un tipo de referencia no objetivo.

Clausulas de vencimiento anticipado 

Las entidades bancarias han llegado a resolver el contrato pertinente con el impago de una sola cuota.

Sin embargo, tal y como tiene establecido el artículo 693.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil se requieren al menos 3 impagos para poder resolver el contrato

Compensación de deudas

Las entidades bancarias suelen compensar los saldos deudores de una cuenta con los saldos acreedores de otras del mismo titular aunque, éstas, sean cuentas en cotitularidad con terceras personas.

El Tribunal Supremo ha admitido esta práctica siempre que los cotitulares de una cuenta asuman que la entidad pueda compensar las deudas aunque sean atribuibles sólo a alguno, siempre que haya adecuada información al respecto.

Para ello, la cláusula contractual ha de ser transparente, clara, concreta y sencilla, es decir, ha de ser legible, físicamente, y comprensible, intelectualmente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies