Vinculación de seguros a la hipoteca

VINCULACION DE SEGUROS A LA HIPOTECA

El artículo 10 del Real Decreto 716/2009 establece la obligación de constituir un seguro contra los daños que se puedan producir cuando se constituya la garantía hipotecaria.

Es ésta la forma en la que la normativa obliga a la contratación de un seguro. La entidad bancaria no puede imponer que la contratación de este seguro se realice a través de su intermediación o en la propia entidad.

Suele ocurrir que cuando se contrata a través de la propia entidad bancaria conseguimos que se rebaje el tipo de interés que pagaremos en la hipoteca. Cuando además, contratamos otros seguros añadidos también podemos obtener más rebaja del tipo de interés en nuestra hipoteca.

La legislación española prohíbe la vinculación obligatoria de seguros a la hipoteca y desde hace poco también lo hace la nueva Directiva Hipotecaria 2014/17 en la que expresamente se establece que no se permite la venta vinculada de seguros a préstamos.

En los seguros de daños realizados para préstamos hipotecarios , además de que es abusivo vincular la contratación de un seguro, se pueden cometer los siguientes abusos:

  • Incluir una cláusula de cesión irrevocable de la indemnización que le pudiera corresponder al tomador a favor de la entidad bancaria ya que ésta se beneficia y enriquece injustamente. La entidad bancaria debe acudir a otra vía para cobrarse sin que sea directamente de la compañía de seguros.

  • Incluir una cláusula de exigencia de mantener la póliza de por vida o durante la vigencia del préstamo hipotecario. La póliza se puede anular una vez vencida la anualidad por la que se suscribe la misma que se va renovando año a año.

Igualmente, se viene exigiendo cuando se contrata un préstamo hipotecario la exigencia de un seguro de vida para que, en caso de fallecimiento o invalidez del consumidor hipotecado, se pueda amortizar la parte pendiente del préstamo concedido.

En los seguros de vida realizados para préstamos hipotecarios , además de que es abusivo imponer la contratación de un seguro, se pueden cometer los siguientes abusos:

  • Designar como beneficiaria a la entidad bancaria obligando a renunciar al consumidor a la facultad de revocar la designación de un nuevo beneficiario. En este caso, en caso que se produzca la muerte o fallecimiento, la entidad bancaria podría enriquecerse injustamente al recibir más dinero que el capital pendiente del préstamo hipotecario.

  • Incluir una cláusula de exigencia de mantener la póliza de por vida o durante la vigencia del préstamo hipotecario. La póliza se puede anular una vez vencida la anualidad por la que se suscribe la misma que se va renovando año a año.

  • Obligar a abonar una prima única de la póliza antes del primer año de contratación para así tener abonado el seguro en su totalidad desde el inicio para evitar de esta forma que el consumidor no renueve la póliza contratada o contrate otro seguro con otra compañía de seguros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies